• Javier Torrens
    No hay comentarios | 0 likes | 72 Viewers

    Vender o comprar un piso si aún está vinculado a una hipoteca es sencillo si sabes cómo. Y es que este tipo de operaciones son más comunes de lo que podemos creer. A continuación, tres soluciones que convertirán la compraventa de un inmueble hipotecado en un éxito.

    Al principio cualquiera puede sentirse un poco desorientado a la hora plantearse la compra de un inmueble con cargas. Porque sí es cierto que la hipoteca es una carga. Además, al propietario probablemente le costará hacerse a la idea de poner a la venta su piso hipotecado y piense que supondrá una odisea de trámites y papeleo. Pero los datos demuestran que estas operaciones son cada vez más frecuentes.

    El pasado año según el diario “La Vanguardia”  se realizaron 152.000 compraventas inmobiliarias de segunda mano y la gran mayoría eran pisos hipotecados

    Del prácticamente medio millón de compraventas inmobiliarias del pasado año, casi 152.000 fueron pisos de segunda mano, y la gran mayoría llevaba consigo la correspondiente hipoteca. Es más, estos inmuebles suelen tener un precio más económico que el que se encuentra en el mercado convencional. ¿Por qué no aprovechar entonces esta oportunidad?

    Casas MT Asesores inmobiliarios y expertos en el sector, proponen  tres soluciones prácticas

    1. la cancelación de la hipoteca

    Esta opción debemos valorarla teniendo en cuenta dos factores: el importe que resta por abonar y el precio del inmueble a la hora de su venta. Si el precio del mismo supera la deuda pendiente con la entidad bancaria no habrá problema alguno.

    ¿Qué pasará entonces? El banco emitirá un certificado de deuda que el vendedor tendrá que presentar ante el notario el día de la transacción.

    2. La subrogación de la deuda pendiente

    Con esta opción, la deuda pendiente con la entidad bancaria pasa del vendedor al comprador. Así, quien compra se hace cargo de la deuda del anterior propietario cuando adquiere su bien inmueble.

    Pero para conseguir la subrogación de la deuda pendiente, la última palabra la tendrá la entidad bancaria emisora de la hipoteca. El banco será quien estudie el perfil del comprador para que dé por bueno que pueda hacer frente a la deuda que está a punto de adquirir.

    La subrogación de la deuda pendiente Con esta opción, la deuda pendiente con la entidad bancaria pasa del vendedor al comprador. Así, quien compra se hace cargo de la deuda del anterior propietario cuando adquiere su bien inmueble, descontando dicho importe del precio acordado de compra venta

    3. Tener el Soporte que brinda Casas MT Asesores inmobiliarios.

    Siempre estar bien asesorado es la opción más sabia al momento de tomar una decisión tan importante, contar con el soporte y conocimiento de expertos en el campo especializados en la venta de este tipo de inmuebles, ya que asegura,  garantizar la venta de la vivienda en 3 meses o menos en el mejor precio del mercado, sirviendo como intermediario entre partes y evitando el papeleo.

     

    ¿Te resultó útil esta información?. Ahora compártela con tus familiares y amigos.

    About author

    • About Author

      Javier Torrens