• Javier Torrens
    No hay comentarios | 1 likes | 72 Viewers

    Como profesionales de la venta de casas en Paiporta (Valencia) y en muchas otras localidades, queremos dedicar este nuevo post del blog a ver qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de acometer una valoración inmobiliaria, parte indispensable de nuestra labor diaria.

    No se trata sino de determinar el valor de mercado de una vivienda que quiera venderse. Dejando el tema en manos de profesionales, el cliente se asegura de obtener un precio justo y adecuado a la realidad inmobiliaria. El valor de un inmueble se fija en base a una serie de parámetros que es importante conocer. Lo que se hace es elaborar un informe con el valor orientativo del inmueble. A diferencia de la tasación, la valoración que haremos en Casas MT no tiene validez legal.

    En la valoración se analiza el inmueble y sus características para establecer una comparación con la oferta y la demanda. Dicho de otro modo, con las expectativas existentes en el mercado inmobiliario. Se trata de homogeneizar los valores en relación al inmueble que sea objeto de la valoración. Se analizan por ejemplo las características del entorno, la superficie y la distribución del inmueble así como su estado de conservación y su antigüedad. En cuanto a la superficie, tendrá más valor una casa en la que los metros estén bien distribuidos entre las habitaciones, la cocina, los baños, las zonas de paso y las terrazas. También hay que tener en cuenta el trastero y el garaje.

    Es fundamental estudiar detenidamente la oferta y la demanda de la zona en cuestión. Todo lo anterior se consigna en un informe que el cliente recibe con todos los aspectos analizados y el valor final del inmueble en cuestión.

    Se analizan además la calidad y las terminaciones de los distintos elementos del inmueble. También hay que tener en cuenta otras cuestiones como si tiene aire acondicionado o calefacción central. Hay que comprobar además el estado de ocupación aparente del inmueble y el uso al que se destina en el momento en el que se hace la valoración. También si la vivienda está sujeta o no a algún régimen de protección pública que suponga ciertas limitaciones en su valor.

    Para todo lo anterior hay que disponer de la documentación registral del inmueble que se esté valorando. Bien una copia de las escrituras de propiedad o bien una nota emitida por el registro.

    ¿Te resultó útil esta información?. Ahora compártela con tus familiares y amigos.

    About author

    • About Author

      Javier Torrens